Natalicio de Ignacio Zaragoza 24 de Marzo

La Patria antes que La Esposa.

Este día 24 de Marzo me permito dedicar unas líneas al General Ignacio Zaragoza y su señora esposa.

Llegando a la hermosa ciudad de la Angelópolis podemos apreciar el nombre oficial de la ciudad “Heroica Puebla de Zaragoza”, como Poblanos y Mexicanos nos orgullece la hazaña heroica que vivimos el 5 de Mayo de 1862, en que el Ejercito mexicano se vistió de gloria al derrotar al Invasor más fuerte y temido del mundo “El Ejercito Frances” comandado por el conde de Lorencez.

Fue el Gral. Ignacio Zaragoza Seguin, quien comandó con pasión y valentía a nuestro ejercito durante esta ardua y sangrienta batalla.  “Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México y os quieren arrebatar vuestra patria” es así como nutriá el espíritu de los soldados para no verse intimidados ante el poderío del ya afamado enemigo, en esta batalla la experiencia del General fue fundamental así como su liderazgo y autoridad con la que supo guiar y motivar al Ejercito de Oriente y a sus aliados; recordemos que la mayoría de los reclutados no contaban con experiencia y otros tantos pertenecían al pueblo indígena que no fueron ajenos al ardor patrio y unirse a la lucha.

El Gral. Ignacio Zaragoza es un ícono de nuestra historia, representa el anhelo patriótico de la libertad, de la unión y la superación. Pues haber luchado hasta el ultimo momento en condiciones de desventaja nos enseña qué estos hombres tuvieron que librar 2 batallas la primera contra el ejercito invasor y el segundo contra sus propios miedos.

Fue tal el legado de esta victoria que se ganó el cariño del pueblo y la reputación entre sus iguales. Muestra de este honor y cariño es el Boulevard que lleva el nombre honorifico de este héroe, una vía que transita del norte al centro de la ciudad y donde encontramos un monumento al General Ignacio Zaragoza que funge como mausoleo es aquí donde descansan sus restos y donde posteriormente también fueron ubicados los restos de su amada esposa Doña Rafaela Padilla, brindándole también este honor por su sacrificio patriótico, pues Doña Rafaela sacrifico su amor al consentir que su amado diera la vida por su Patria.

La Patria antes que la esposa.

Rafaela Padilla fue el amor del general, al conocerla por intervención del hermano de Doña Rafaela quien también era compañero de armas del General Zaragoza, a quien cortejó y después de un tiempo de relación pidió su mano en matrimonio, la fecha de Boda sería el 21 de enero de 1857, pero es justo ese día que al General lo asignan a San Luis, ya que la situación política y militar estaba excitada a la víspera de “La reforma”; los estragos de la guerra de reforma impidieron que el General Zaragoza pudiera estar presente el día de su boda, así es que dejó a su medio hermano como su representante para este acto. (documento histórico de la catedral de monterrey). este acto sería la antesala de su relación ya que se mantuvo consagrado a sus obligaciones militares y luego a las políticas, dedicó poco tiempo a su familia. La Patria se antepuso.

La fortuna familiar llegaría si así se puede decir a momentos de estabilidad pues cuando el General fue nombrado Ministro de Guerra, pudo estar en familia aun que a la vez ver morir a sus primogénitos. en vísperas de navidad de 1961 es instruido a comandar las fuerzas de San Luis en el tiempo que Doña Rafaela se encontraba muy mal de salud ya en lecho de muerte el General se despidió de su hija y de su esposa con un tierno beso en la frente, para asistir a sus responsabilidades y nunca más ver a Doña Rafaela con vida pues fallece un par de días a la promoción del General. Doña Rafaela tampoco pudo ver como llenó de gloria junto con el Ejercito de Oriente, pero indudablemente su esposa sabía que entregaría hasta su ultimo aliento por la patria y ella con él.

Es la razón por la cual el general descansa con los restos de su esposa en ésta su ultima morada y ahí a unos metros surgió un parque emblemático para los poblanos el Parque Rafaela Padilla, se le rinde este honor por los sacrificios de prestar a su esposo a la patria.